Cuando tu mente está en blanco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donde hay días como que quedas en hacke sin inspiración, decidí escribir este artículo para ver en lo general en que estamos fallando. Dentro de todo tengo que hacer pocas cosas, no tanto como la semana pasada, pero es mi compromiso seguir trabajando. Me han llegado mensajes de clientes para nuevos proyectos, pero nada concreto aún.

Hoy por fin mi padre logro después de tantas vacaciones por el coronavirus pudo lograr subir a faena para trabajar en lo que le gusta… orgulloso de el y todo lo que hace.

En realidad, lo que tengo que hacer no son pocas cosas son hartas, lo bueno que tengo tiempo y eso me tiene medio lento como que cambio la forma de trabajar y eso me cuesta, me gustaría hacer todo altiro pero así las cosas no funcionan, lo hacemos piano a piano y si no queda la escoba.

Dentro de todo estoy bien respondiendo exitosamente en mis estudios, pero esto es solo el comienzo, quiero ser un gran profesional, por eso tengo que seguir estudiando hasta el final.

Para que no me coma el monstruo de la flojera, hay que seguir sin parar, bueno así es la vida difícil y dura, pero hay formas de que esto sea mejor, yo creo que, siendo feliz por la vida, hay que saber tratarnos y tratar a los demás, así me voy dando cuenta de que estaba en blanco y en blanco no voy a quedar, saludos a todos y muchas gracias.